BEGOÑA MOREA ROY

All the lives I want (Haslemere), 2018. Collage sobre papel, 88 x 61 cm. Cortesía: Galería La Casa Amarilla, Zaragoza

BEGOÑA MOREA ROY

Zaragoza, 1975

Presentada por LA CASA AMARILLA

Begoña Morea Roy persevera en sus obras más recientes en el trazado de un sistema cartográfico emocional mediante una caligrafía subjetiva, frágil y vulnerable. El desarrollo orgánico de la tectónica de sus collages, hechos con restos de papeles, exige una mirada atenta y muy próxima para así poder atisbar entre los pliegues, intersticios y cavidades, la experiencia de una acción abierta a múltiples desarrollos de generación, acumulación, proliferación, yuxtaposición y desviación.
Todos estos efectos suceden en el discurrir compositivo de sus obras y son objeto de transformación cíclica en la secuencia serial, a través de la relación que establece entre las diferentes fases de un proceso manual determinado por la elección de papeles que recorta, arranca, pinta, arruga y pega en sucesivas capas. Las formas de límites sinuosos se alían con destellos de color cuyos timbres e intensidades ponen el acento en el quebradizo equilibrio del que penden estas colgaduras flotantes.